Génesis 1:28 – La familia y el propósito del creador

By Published On: 31 de diciembre de 2021

Dios ama a la familia y tiene un propósito con […]

Dios ama a la familia y tiene un propósito con ella. Podemos decir que el primer «matrimonio» aquí en la tierra fue hecho por Dios mismo. Después de que Dios creó el cielo y la tierra y todo lo que existe en ellos, Dios crea al hombre, y Dios entiende que no era bueno que el hombre viviera solo, y para eso Dios crea un compañero, un ayudante para el hombre.

Nunca podríamos comenzar este estudio sin hablar sobre el surgimiento de la familia, ya que nuestros patriarcas fueron extremadamente importantes en la historia de la humanidad.

Entendiendo el nacimiento de la familia

Cuando miramos los versículos anteriores de Génesis 1, vemos a Dios creando todo lo que existe solo con el poder de su palabra, diciendo «Hágase» y todo tomó forma en la tierra, pero cuando Dios creó al hombre , no se dio a conocer una palabra de creación, sino que hace al ser humano con sus propias manos.

Génesis 1: 26-31 – Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y domina sobre los peces del mar, y sobre las aves del cielo, y sobre el ganado, y sobre toda la tierra, y sobre todo lo que se mueve sobre la tierra.

Y creó Dios al hombre a su imagen; a imagen de Dios lo creó; hombre y mujer los creó.

Y Dios los bendijo, y Dios les dijo: Sean fecundos y multiplíquense, llenen la tierra y sométanla; y domina sobre los peces del mar, y sobre las aves del cielo, y sobre todo animal que se mueve sobre la tierra.

Y dijo Dios: He aquí, os he dado toda hierba que da semilla que está sobre la faz de toda la tierra; y todo árbol en el cual haya fruto que dé semilla, será por vuestro alimento.

Y a todo animal de la tierra, y a toda ave de los cielos, y a todo animal que se arrastra sobre la tierra, en el cual haya un alma viviente, toda hierba verde será para comer; y así fue.

Y Dios vio todo lo que había hecho, y he aquí, era muy bueno; y fue la tarde y la mañana el sexto.

Dios inicia el desarrollo del ser humano, y muestra un inmenso cariño por este momento, y nos da un privilegio que ningún otro ser ha recibido, que es ser imagen y semejanza de Dios.

Entonces Dios desarrolló a los seres humanos, hombres y mujeres, para que pudieran procrear y popularizar la tierra. Entendimos claramente que la tierra solo se popularizaría, es decir, solo nacerían más seres humanos, a través de una relación sexual entre hombres y mujeres.

Na palavra de Deus, os animais tinham seus pares, e apenas o homem estava só, Deus entende que não era bom que o homem vivesse só, pois o homem precisava de alguém que estivesse lado-a-lado com ele para o auxiliar no seu día a día.

Génesis 2: 20-25 – Y nombró Adán a todas las bestias y aves del cielo y todos los animales del campo; pero para el hombre no se encontró una ayuda adecuada.

Entonces el Señor Dios hizo que Adán cayera un sueño pesado, y se durmió; y tomó una de sus costillas y cerró la carne en su lugar;

Y de la costilla que el Señor Dios tomó del hombre, formó una mujer y la trajo a Adán.

Y dijo Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta se llamará mujer, porque del hombre fue tomada.

Por tanto, dejará al hombre, a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y ambos serán una sola carne.

Y estaban ambos desnudos, el hombre y su mujer; y no se avergonzaron.

Dios mismo crea al que sería el ayudador de Adán, lo más interesante es que, para formar a la mujer, Dios elige una parte del cuerpo del hombre. Dios eligió la costilla de Adán para crear a la mujer.

Entonces vamos a ver científicamente cuál es la función principal de la costilla.

Las costillas son estructuras encargadas de proteger y estructurar la región torácica. Son huesos en forma de semi-arco que se conectan con un hueso central llamado esternón, formando así una gran caja para proteger órganos como los pulmones y los riñones. Las costillas y sus músculos son extremadamente importantes para la vida humana, ya que son los encargados de defender la caja torácica, mantener la presión negativa y permitir la respiración. Las costillas protegen el corazón, los pulmones y los principales vasos sanguíneos.

Fuentes: School Info Brainly

Y ahora nos preguntamos por qué eligió Dios la costilla. 

¿Cuántas costillas tiene un cuerpo humano? Aprendimos desde temprana edad en la escuela que un ser humano tiene 12 pares de costillas según la ciencia.

Ahora vayamos a la numerología bíblica: 

el número 12 (doce) en la numerología bíblica significa: perfección gubernamental.

Dios estaba en ese momento estableciendo la primera familia en la tierra y entendemos que dentro de una familia hay gobierno, reglas, obligaciones, etc. Y para que una familia sea bendecida, debe haber una perfección gubernamental, que solo se materializa cuando el hombre y la mujer caminan en común acuerdo y pensamiento, donde ambos se respetan y viven según los preceptos de Dios.

La mujer fue creada por Dios para ser la amorosa compañera y ayudadora del hombre. Por lo tanto, compartió la responsabilidad de Adán y cooperó con él en el plan de Dios para su vida y la de su familia.  

Al ver a Dios sacar a la mujer de la costilla de Adán, podemos entender que cuando un hombre deja a su padre y a su madre y se une a su esposa, ese nuevo familia que se va formando, nos hace comprender la plenitud de Dios sobre la familia. El número doce se refiere a algo que fue organizado e instituido por Dios.

La familia es algo instituido por Dios, y por eso el enemigo lucha duro para destruirla, porque hasta el día de hoy la familia sigue poblando la tierra, cumpliendo así el propósito de Dios al principio de que el hombre se una a su esposa y se multiplique.

Y Dios los bendijo, y Dios les dijo: Sean fecundos y multiplíquense, llenen la tierra y sométanla; y domina sobre los peces del mar, y sobre las aves del cielo, y sobre todo animal que se mueve sobre la tierra.

Génesis 1:28 Y Dios los bendijo, y Dios les dijo: Sean fecundos y multiplíquense, llenen la tierra y sométanla; y domina sobre los peces del mar, y sobre las aves del cielo, y sobre todo animal que se mueve sobre la tierra.

La familia solo prospera si todos están unidos.

Nada puede existir o permanecer en pie cuando no hay unión. La familia es un trabajo que solo da frutos si se lleva a cabo en equipo. No basta con que uno de los cónyuges tenga las obligaciones y responsabilidades, ya que el cónyuge que no apoya el crecimiento del otro no solo está impidiendo al otro, sino que también se está impidiendo crecer, ya que dentro de la familia nadie logra nada solo. , porque todo es un esfuerzo conjunto.

Mateo 12:25 Pero Jesús, conociendo los pensamientos de ellos, les dijo: Todo reino dividido contra sí mismo, es asolado; y toda ciudad o casa dividida contra sí misma no se mantendrá.

¿Alguna vez te has parado a pensar que cuando una familia decide comprar un coche, por ejemplo, todo el mundo se involucra? A un ahorro económico, marido y mujer suman la máxima cantidad de valores y al final todo sale bien, logran alcanzar la meta.

Ahora, cuando no hay apoyo dentro de la familia, uno tiene una idea positiva, pero el otro tiene una idea negativa, que no funcionará. Esto genera un sentimiento de incapacidad y frustración en el entorno familiar.

Pero, ¿cómo solucionar esto?

Dentro de la familia siempre debemos ser capaces de perdonar, siempre disculparnos y, sobre todo, siempre ponernos en la piel del otro. Es necesario saber escuchar al otro y saber dialogar, ya que el diálogo es el alma de la familia.

¿Cómo puede alguien vivir en un entorno en el que los cónyuges no pueden perdonar? Podemos tener «algunas actitudes» que ciertamente lastimarán y entristecerán al otro, pero debemos saber liberar el perdón y también saber reconocer que nos equivocamos.

Efesios 4:26 – Airaos, y no peques; no dejes que se ponga el sol sobre tu ira.

Este es un gran verso que se puede aplicar a la familia, ya que debemos mantener el control sobre nuestras emociones, no dejándonos controlar por la ira. La palabra de Dios nos advierte que debemos calmar nuestro enojo antes de que se ponga el sol, porque el sentimiento de enojo crea oportunidades para el diablo. 

No es una vergüenza que un hombre o una mujer admitan que se equivocaron. Vergüenza es no reconocer que somos seres humanos llenos de errores y defectos.

Amor en la familia

Este temaa Gálatas 5:14, se remontaque dice: «Porque toda la ley se cumple en una palabra, en esta: Amarás a tu prójimo como a ti mismo». La familia exige que lleguemos a amarla como a nosotros mismos, superando los fracasos, reconociendo los errores y entendiendo los defectos. 

No dejamos de amarnos por nuestras faltas, ¿verdad? También la familia, porque no podemos evitar amarla porque hay un defecto. Nunca debemos hacer comparaciones entre nuestra familia y la familia ajena, debemos entender que ninguna familia es igual, y este tipo de comparación genera frustración y cansancio en el entorno familiar.

Los cónyuges no solo son responsables de ser el proveedor del hogar y de cumplir con sus obligaciones para con su esposa, sino que va mucho más allá de eso. Un hombre debe amar y respetar a su esposa, cuidándola así como Jesús, en su magnífico ejemplo de esposo, amó a su esposa (iglesia) de tal manera que dio su vida por ella.

¿Qué esposo está dispuesto a dar su vida por su amada esposa?

Efesios 5:33 – Por tanto, que cada uno de ustedes ame también a su esposa como a sí mismo, y que la esposa trate a su esposo con todo respeto. 

Veamos que la palabra de Dios le habla al esposo y también a la esposa, ya que ella debe tratar a su esposo con cariño y respeto. Entendemos que el amor no es solo el trabajo de un esposo o solo de una esposa, es el trabajo de todos. El respeto dentro de la familia está en todos los sentidos, especialmente cuando no estamos cerca de nuestros cónyuges.

Cualquier carga en la que solo la lleve una persona provoca una sobrecarga, pero cuando el peso se divide entre las partes, es mucho más fácil llegar más lejos.

Família -  Frases Pensador - David ReubenFamilia – Pensador de frases – David Reuben

Cuidado con las palabras

En el libro de proverbios, podemos encontrar valiosos consejos para la familia y para la vida. Uno de los consejos más importantes que nos deja Salomón es precisamente sobre el cuidado que debemos tener con las palabras, porque nuestra palabra tiene poder, para bendecir y maldecir.

Proverbios 18:21 – La muerte y la vida están en poder de la lengua; y el que la ama, comerá de su fruto.

A partir de este versículo podemos reflexionar, ¿qué palabras hemos hablado de nuestra familia? ¿Estamos pronunciando palabras de bendición o palabras de maldición?

Nunca digas esas palabras dentro de tu casa.

Desafortunadamente, en estos días existen entornos familiares donde las personas no conocen el significado real de las palabras y el poder que pueden ejercer sobre una persona. Hay personas en este momento que están maldiciendo a su familia, su hogar y sus hijos. Porque están diciendo palabras sin saber su significado real.  Proverbios 12:18Hay algunos que hablan como espada que traspasa, pero la lengua de los sabios es salud.

  • Deshonra: condensa la oscuridad, el quebrantamiento y la ausencia de lo Divino.
  • Mierda: Llama podredumbre, suciedad y adversidad.
  • Hijo de puta: Evoca odios y desacuerdos familiares.
  • Maldito: Lanza plagas y encarna maldiciones.
  • Burro / Idiota: Debe evitarse especialmente con niños y niños.
  • Miserable: Atrae carencia, indigencia, pobreza y miseria.
  • Maldito: En su base significa condenado, sufriendo y errante, maldito, malévolo, malo, malo. llamar a alguien «condenado» es maldecir a la persona, porque condenado significa «condenado al infierno».
  • Molech: Era un demonio de la antigua Mesopotamia, cuyo nombre original era Molech, al que se realizaban sacrificios de niños. En África, su nombre se cambió a niño, y así fue como llegó a Brasil. 

El ambiente saludable de una familia es aquel en el que se aprende a decir: buenos días, buenas tardes, buenas noches, tomar la bendición de los mayores, disculparse, agradecer y así sucesivamente.

Proverbios 22: 6 – Padres e hijos una creación bajo las bendiciones de Dios ¡

Haga clic y revise este estudio!

Es sumamente importante que vengamos todos los días para bendecir a todos los que forman nuestra familia. Todos los días, derramando sobre ellos palabras de bendiciones y victorias. Enseñar a todos que todos dependen de Dios, porque sin cuidarlo no podríamos hacer nada.

Que al final de este estudio, podemos entender que no importan las luchas y adversidades que podamos estar enfrentando en el ámbito familiar, ya que podemos transformar la familia y convertirla en una bendición. 

Primero permitió el cambio dentro de usted primero. Mire dentro de sí mismo ahora mismo y cambie, conviértase en una mejor persona, sea el mejor esposo, sea la mejor esposa, sea el mejor padre, sea la mejor madre, sea el mejor hijo.

Nunca podremos cambiar nada si no somos capaces de cambiarnos a nosotros mismos y dejar que Dios sea el centro de la familia.

Comprenda el privilegio que Dios le ha dado, porque la familia que tiene hoy puede haber visto solo los errores y las deficiencias. Ahí afuera hay innumerables personas de diferentes clases sociales, desde los más pequeños hasta los más altos, que lo darían todo por tener una familia como la tuya. 

 Valora, cuida, ama y deja que Dios sea el centro de tu familia. Que Dios bendiga tu vida y tu familia. 

¡Declara cómo Josué 

yo y mi casa serviremos al Señor! – Josué 24:15

Share this article

Written by : Ministério Veredas Do IDE

Leave A Comment

Follow us

A quick overview of the topics covered in this article.

Join our team

Join us today and unleash your full potential as a copywriter.

Latest articles